3.- María Auxiliadora

En 1814, el Papa Pío VII, prisionero del general Napoleón, prometió a la Virgen que el día que llegara a Roma, en libertad, lo declararía fiesta de María Auxiliadora. Inesperadamente el pontífice quedó libre, y llegó a Roma el 24 de mayo. Desde entonces quedó declarado el 24 de mayo como día de María Auxiliadora.

Históricamente la advocación “María Auxilio de los Cristianos” arranca en el siglo XVI. Sabemos que hacia el año 1558 ya estaba en las “Letanías Lauretanas” del Santuario Mariano de Loreto.