Nacional
Rector Mayor presentó el Aguinaldo 2018

  • Compartir:

(ANS – Roma) – El agua de vida, aquella que solo Jesús puede dar; la escucha que los salesianos hacen en la educación a los jóvenes, son los elementos fundamentales del Aguinaldo 2018 que tiene como título: “Señor, dame de esa agua. CULTIVEMOS EL ARTE DE ESCUCHAR Y ACOMPAÑAR”. El Rector Mayor, P. Ángel Fernández Artime, durante los trabajos de verano del Consejo General, presentó el tema y las directrices para el Aguinaldo que será transmitido, como de costumbre, al finalizar el año.

“El lema del Aguinaldo – escribe el Rector – parte de la petición que con fuerza hace la mujer Samaritana a Jesús en el pozo de Jacob. En el encuentro ella se sintió escuchada, respetada y valorada, y su corazón la lleva a pedir algo más valioso: ‘Señor, dame de esa agua’ (de vida plena que me ofreces)”.

“Siguiendo el hilo conductor de este pasaje evangélico, presentaremos, en el marco del próximo Sínodo de Obispos (Los Jóvenes, la Fe y el Discernimiento Vocacional)- continúa el Rector Mayor –  la importancia que tiene para toda nuestra familia salesiana y su misión en el mundo, cultivar el precioso arte de la escucha y el acompañamiento, con las condiciones que han de darse, las exigencias y el servicio que encierra en sí mismo, tanto escuchar como acompañar, en el camino del crecimiento personal cristiano y vocacional”

Las líneas guías del Aguinaldo 2018 se articulará en cinco partes:

 UN ENCUENTRO QUE NO DEJA INDIFERENTE, la que existió entre Jesús y la Samaritana, y que debe ser un modelo de relación con los jóvenes.

– UN ENCUENTRO QUE LANZA HACIA ADELANTE A LA PERSONA. Siguiendo el ejemplo de Jesús que escucha y acompaña, es necesario apoyar un proceso educativo de escucha y acompañamiento.

– UN ENCUENTRO QUE TRANSFORMA LAS VIDAS. Así como la Samaritana cambio su vida, el encuentro con los jovenes debe cambiar la vida la vida de ellos, y nuestras vidas.

– PARA LLEVAR A CABO QUÉ ACCIÓN PASTORAL. Esta capitulo tratará de una aplicación pastoral con las claves pastorales de Iglesia y también con lo más propio de nuestra espiritualidad salesiana

– DE LA MANO DE LA SAMARITANA.

Leer texto de la presentación aquí