Nacional
El órgano Tamburini de la Basílica de María Auxiliadora volvió a resonar con todo su esplendor

  • Compartir:

La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón”, así se describe el ambiente de fiesta y amor a la música que se vivió en la Basílica de María Auxiliadora, con motivo de la celebración del Concierto de Gala por la inauguración del restaurado órgano Tamburini de la Basílica de María Auxiliadora, donde cientos de personas de la Familia Salesiana disfrutaron de este imponente instrumento musical, que luego de un proceso de cinco años de restauración, el día de ayer volvió a resonar con todo su esplendor.

También participaron, el Inspector de los Salesianos en el Perú, padre Santo Dal Bel Lava; el embajador de Italia en el Perú, el doctor Mauro Marsili y el Agregado para los Asuntos Culturales de la Embajada de Italia y Director del Instituto Italiano de Cultura de Lima, el doctor Gabrielle La Posta, así como también nuestras hermanas Hijas de María Auxiliadora.

Esta poderosa máquina fue construida en 1933 por la por la Pontificia Fabbrica d’organi Comm. Giovanni Tamburini, de Italia, y ha sido restaurada íntegramente en los últimos cinco años. La Congregación Salesiana ha salvado así una joya musical, patrimonio de la Iglesia y del Perú.

El órgano, bendecido por el Monseñor Adriano Tomasi, Obispo auxiliar de Lima, fue inaugurado por el maestro Alberto Pavoni, organista y compositor de gran reconocimiento internacional, quien demostró sus habilidades artísticas interpretando ochos partituras de grandes autores clásicos a fin de mostrar las cualidades musicales del órgano Tamburini, considerado el mejor equipado del Perú.

El padre Inspector, Santo Dal Ben y el organero peruano que tuve a cargo la recuperación de esta joya musical, Alejandro Rodríguez, se mostraron emocionados durante la ceremonia, pues el órgano tiene un gran valor, no solo musical sino también artístico e histórico, que puede abrir nuevos horizontes a la actividad musical en nuestro país.

Con este concierto de gala, el órgano Tamburini de la Basílica de María Auxiliadora se convierte en el más grande del Perú. Sus 34 registros reales y 2651 tubos sonoros lo hacen el órgano mejor dotado y el de mayor riqueza sonora. Es un instrumento de vanguardia, que fue el primero en el Perú que estrenó un funcionamiento eléctrico, en 1934. También fue el primero en América Latina controlado por un sistema computarizado desde 1997.

Toda Familia Salesiana se encuentra emocionada y orgullosa de poder disfrutar nuevamente del sonido de esta joya musical.

Esta restauración no hubiera sido posible sin el apoyo de miles de fieles e instituciones, quienes brindaron su aliento incondicional a favor de la restauración.

Más noticias relacionadas

–  https://goo.gl/uFcJtH

https://goo.gl/0zX2E6

https://goo.gl/p0drQ9