Mundo Iglesia
El Vaticano anuncia que la JMJ de Panamá se celebrará de manera especial

  • Compartir:

La Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en 2019 en Panamá ya está inmersa en todo tipo de preparativos. Miles de familias católicas se están ofreciendo para acoger a los peregrinos de todo el mundo que acudirán a la primera JMJ en Centroamérica.

Mientras tanto, el Vaticano y la Iglesia panameña ya están trabajando de manera conjunta para que todo esté preparado a tiempo. Y parece ser que esta cita tendrá alguna diferencia con respecto a las anteriores.

Pese a que aún falta semanas para que se anuncie oficialmente la fecha de la JMJ de 2019, el cardenal Kevin Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, encargado de organizar estas jornadas, ya ha avanzado que se celebrará en los primeros meses del año.

Una JMJ diferente a las demás
En una entrevista en Rome Reports, el cardenal estadounidense afirmaba: “No sabemos todavía la fecha exacta, pero será probablemente en enero, febrero o marzo a causa del clima. No puedes celebrarla en verano, en el verano del hemisferio norte, porque esa es la estación de lluvias”.

Recientemente, el prefecto vaticano visitó Panamá para reunirse con los organizadores y para ver los posibles lugares donde podrían celebrarse los actos centrales de la JMJ. En un comunicado emitido por el Dicasterio de la Santa Sede se afirmaba que “el entusiasmo ha sido la nota dominante de la visita a Panamá de la delegación, encabezada por el cardenal Farrell, para la preparación de la próxima Jornada Mundial de la Juventud del 2019”.

Además, añadía que “la espera del evento es muy patente en todos los sectores de la sociedad del pequeño país centroamericano, que se siente orgulloso de ser el primer país elegido por el Papa Francisco para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud. Todos los encuentros, con los jóvenes, con la Iglesia local, con las instituciones, estuvieron sumergidos en una atmósfera de gran entusiasmo y expectativa de lo que todos creen que será un acontecimiento importante para la Iglesia local, y también para todo el país”.

Fuente: Perú Católico