Mundo Salesiano
Kenia – El último adiós al P. Thomas Punchekunnel, misionero pionero en África

  • Compartir:

(ANS – Nzaikoni) – El P. Thomas Punchekunnel SDB, fue misionero indio durante 36 años en África del Este y fue uno de los pioneros de las misiones salesianas en la región. Murió de un ataque al corazón el 4 de enero, a los 69 años.

Por: P. Sebastián Koladiyil SDB

Thomas Punchekunnel nació en Pala, el estado de Kerala, India, el 2 de noviembre de 1947. En abril de 1960 entró en el seminario menor de los Salesianos de Bandel, Calcuta, siguiendo los pasos de su hermano mayor Joseph, profesando como salesiano en 1951. Después de terminar su noviciado en Sunny Side, en el estado de Meghalaya, India, hizo su primera profesión el 8 de mayo de 1967 y fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1975 en su parroquia, en Pala.

Trabajó durante 5 años en la India antes de unirse en 1980 a la expedición misionera salesiana. Recibió el crucifijo del séptimo sucesor de Don Bosco, P. Egidio Viganó, siendo parte del Proyecto África destinado para África del Este.

Una vez llegado a Kenia realizó las misiones en diversas obras salesiana: en “Don Bosco Upper Hill”, lugar de inicio de la misión salesiana en África del Este; en la “Don Bosco Mission” de Korr, en Marsabit; en “Don Bosco Boys’Town” de Nairobi, en Nzaikoni y en Machakos. Se le recuerda como el pionero de la parroquia salesiana de Nzaikoni, que hace tan solo unos meses celebraba 25 años de existencia.

Trabajó en Tanzania, en el Centro de Formación Salesiano de Iringa, fue Ecónomo de la Inspectoría de África del Este desde 1999 hasta el año 2005 y recientemente regresó a Nzaikoni como Vicario de la comunidad.

Entre los muchos mensajes de condolencia que han llegado en los últimos días a sus seres queridos y a sus hermanos se destaca el mensaje del cardenal George Alencherry, Arzobispo Mayor de Ernakulam-Angamaly de Siro-Malabar: “su fe profunda , su celo en la predicación del Evangelio, su total dedicación a las tareas que se le asignen y la pasión con la que construyó las parroquias e instituciones están todos los símbolos perdurables de su adhesión a Cristo, digno de ser imitado por todos los que trabajan en las misiones”.