75ª Asamblea Semestral de la Unión de Superiores Generales

 (ANS – Roma) – Del 26 al 28 de mayo, en el Salesianum de Roma, se realiza la 75ª Asamblea Semestral de la Unión de Superiores Generales (USG), con el título: “Europa interpela la vida consagrada – Situación e implicación”. El encuentro fue abierto con la intervención del Rector Mayor.

El Convenio de los Superiores Generales ha tenido inicio ayer, 26 de mayo, con el discurso de bienvenida pronunciado por Don Pascual Chávez Villanueva, Rector Mayor de los salesianos y Presidente de la USG. La finalidad del encuentro es analizar la situación política, económica, cultural y religiosa en la cual los consagrados en Europa están llamados a vivir. La vida consagrada, ya objeto de reflexión en otras sesiones, se ha convertido en un argumento de profundización en el ámbito europeo frente a la necesidad de reaccionar a la problemática de su propia existencia, en un contexto, donde nació y se difundió en el mundo. Por este motivo también la segunda asamblea semestral del 2010, prevista para el próximo noviembre, continuará con el mismo argumento.

Después de una breve oración a la virgen María, invocada para guiar el desarrollo del trabajo, el Rector Mayor inició su intervención aludiendo a las palabras del Papa en la reciente visita a Turín en la visita a la contemplación de la Sábana Santa: “Lo escondido de Dios hace parte de la espiritualidad del hombre contemporáneo: Nuestra época se ha convertido en mayor medida en un Sábado Santo: la oscuridad de este día interpela a todos a que nos interroguemos sobre la vida, y de modo especial para nosotros creyentes”.

Don Chávez después reflexionó sobre la situación histórica actual de Europa, subrayando los numerosos aspectos positivos que el progreso y el bienestar ha traído al continente. Pero el punto principal de su reflexión ha sido una lectura bíblica del presente europeo: El Rector Mayor  estableció un paragón entre las condiciones de la iglesia de los primeros cristianos y la condición de la vida consagrada hoy. “La persecución en que se debate la iglesia de Jerusalén, antes que truncar el nacimiento de la experiencia cristiana, se convirtió paradoxalmente, o mejor providencialmente, en una de las razones para la difusión y el dinamismo misionero” afirmó  Don Chávez.

En este contexto la actitud no puede ser de pesimismo en los momentos de dificultad, ni de ingenuidad con relación a los cambios manifiestos de las últimas décadas . Al contrario, la propuesta de Don Chávez es que el consagrado moderno se asemeje a Bernabé, apóstol con San Pablo en la comunidad de Antioquía. Con su ejemplo el consagrado está llamado a ser bueno, lleno de espíritu y de fe y, sobre todo, debe saber “ver la gracia del Señor y alegrarse”.

Al final de su intervención el Rector Mayor cedió la palabra a  la periodista Isabelle Degaulmyn, jefe de redacción religiosa del periódico francés “La Croix”. La periodista ha subrayado algunos límites de la vida consagrada moderna, como la presencia de formas de vida religiosa tan distintas entre ellas, el alto número de beatificaciones de fundadores de Institutos a pesar de la falta de consagrados. En conclusión, todavía, ha subrayado cómo la vida religiosa, por sus características de gratuidad, trabajo en red, símbolos y pluralismo, sea una forma particularmente apta a los desafíos del tercer milenio. 

Después de una pausa para la reflexión y el debate de la asamblea, la primera parte de la mañana de trabajo se concluyó con la celebración de la Eucaristía presidida por Don Chávez. En la tarde se tienen previstas varias intervenciones del hermano Mauro Jöhri, Capuchino De los Hermanos Menores, sobre la Europa del Norte; del hermano Emili Turú, de los Hermanos  Maristas, sobre la Europa Mediterránea; y del padre Adam Zak, Jesuita, sobre Europa Oriental.

Dejar un comentario

(*) Datos obligatorios