Fundación Don Bosco: ¡gracias por su ayuda!

(ANS – Lima) – El Sistema de Información Nacional para la Prevención y Atención de Desastres (SINPAD) en el Perú da cuenta que hasta la fecha son 79 fallecidos y 20 desaparecidos desde el inicio de la temporada de lluvias. Además, informa que son más de 103 mil los damnificados, 665 313 afectados y 263 heridos. El balance incluye 12 378 viviendas hundidas, 13 075 viviendas inhabitables y 145 421 afectadas en menor medida. En estos días se han calmado las lluvias y se puede constatar el desastre: casas destruidas, casas inundadas, camiones y autos entre el lodo y las piedras, carreteras destruidas, pero sobre todo; miedo, desolación y desesperación entre tanta gente.

La “Fundación Don Bosco” ha lanzado una campaña de solidaridad: “Dame una mano Perú”. En medio de tanta desgracia, sobre todo en la zona norte; muchos países han hecho llegar una ayuda humanitaria. Los salesianos de diversas obras del Perú están colaborando con: agua, alimentos, ropa, carpas; pues mucha gente ha quedado en el desamparo y en la miseria total.

La Fundación Don Bosco se ha trasladado a la ciudad de Piura donde los salesianos y las FMA tienen grandes obras al servicio de los jóvenes. Se ha iniciado la ayuda llevando materiaes de primera necesidad. Lo mismo se está haciendo en Chosica que queda a unos 40 Km de Lima, y han centrado su trabajo en la Parroquia Don Bosco para ayudar a las personas necesitadas.

La infraestructura educativa ha sido golpeada. En Piura las lluvias afectaron unos 100 colegios que han sido inundados, y han dañado los techos y paredes. Es imposible dar inicio a las clases.

La emergencia se debe a un fenómeno conocido como “Niño costero”. Perú no registraba un suceso similar desde 1925.

Entre tanta desgracia las palabras del Papa Francisco animan a los peruanos: “Quiero expresar mi cercanía a la querida población del Perú, duramente golpeada por aludes devastadores. Rezo por las víctimas y por los que están empeñados en los trabajos de rescate”.

Según los informes meteorológicos se esperan semanas de incesantes lluvias donde los ríos podrán discurrir con tranquilidad porque ya no hay casas, no hay campos, no hay nada a su paso; pues ya arrasó con todo. Quedan en la miseria y en la pobreza miles de peruanos que esperan una ayuda: “dame una mano Perú”.

Dejar un comentario

(*) Datos obligatorios