Los Donantes de Misiones Salesianas conocen a los “Diamantes” de Lixeira

El director-procurador de Misiones Salesianas, don José Antonio San Martín, dio la bienvenida y las gracias a los colaboradores y donantes de Misiones Salesianas porque gracias a ellos “es posible el trabajo de los misioneros salesianos en más de 130 países”.

Los asistentes a la Jornada de Puertas Abiertas vieron un pequeño vídeo de introducción sobre el trabajo que, gracias a su ayuda, realizan los misioneros salesianos en el mundo, y que también refleja el papel que desempeña la Procura de Madrid. Después, comenzó la proyección del último documental realizado por Misiones Salesianas, titulado Diamantes de Lixeira, y que recoge la labor diaria de los Salesianos en el único colegio de Secundaria que existe en el barrio más pobre de la capital de Angola, llamado Lixeira -que significa basurero- para una población de 300.000 personas.

“El aplauso os lo doy yo a vosotros, donantes y colaboradores, porque sois esa providencia que nunca nos ha faltado en medio de las dificultades”.

Máximo Herrera, misionero salesiano en Angola.

El salesiano de origen argentino hizo un recorrido por la historia salesiana en el país africano: “Llegamos en 1981 con misioneros de Brasil, Argentina y Uruguay. Aún hay tres salesianos de aquella primera expedición y no se quieren ir y nosotros no los dejamos ir. Actualmente somos 90 misioneros, 60 de ellos angoleños los que estamos en 13 presenciasatendiendo a los más desfavorecidos”.

El salesiano destacó que “nunca hemos dejado de hacer lo que siempre hicimos: estar con los chicos. Y la providencia nunca ha hecho que falte arroz o pan a pesar de las dificultades. Recuerdo que de un día para otro cerró la panadería que nos facilitaba el pan para los chicos y al día siguiente un supermercado nuevo se acercó a nosotros y nos preguntó cómo podían ayudar a los chicos… y les dijimos que dándonos pan… y así sigue siendo a diario”.

Máximo justificó su trabajo con sencillez: “Nos cautivó tanto Don Bosco siempre que tenemos que dar lo que aprendimos de él y es darnos a los chicos a través de la educación para que crezcan como personas, los chicos son nuestros diamantesagradecer vuestra colaboración con las misiones es un mandamiento salesiano”, finalizó Máximo, que al final del encuentro respondió, junto a José Luis de la Fuente a las inquietudes de los asistentes.

Dejar un comentario

(*) Datos obligatorios