México – El Rector Mayor de los Salesianos visita a la Virgen de Guadalupe

(ANS – Santa Julia) – El Rector Mayor de la Congregación Salesiana, P. Ángel Fernández Artime, décimo sucesor de San Juan Bosco, encabezó este jueves una peregrinación a la Basílica de Guadalupe y celebró la Santa Misa a los pies de la Morenita del Tepeyac, la Virgen de Guadalupe.

Por: Carlos Villa Roiz – www.siame.mx

Acompañado de miembros de la gran Familia Salesiana, salesianos, Hijas de María Auxiliadora, profesores y alumnos de varios planteles educativos, el P. Á. F. Artime –quien visita México por primera vez– recordó que la formación de la infancia y de la juventud son la razón de ser de las instituciones salesianas, e hizo una invitación a todos los asistentes a sentirse tocados y conmovidos por la Virgen de Guadalupe, a quien llamó, “María Auxiliadora”.

Definió al Tepeyac como “tierra sagrada de México”, y su prédica la versó sobre cuatro palabras dedicadas a la Virgen María: Ella, como mujer; Ella, como Madre; Ella como profesora que nos enseña el camino hacia la santidad, y Ella, como permanente auxiliadora de la humanidad.

Al referirse a la mujer, dijo que ellas son un regalo de Dios para toda la humanidad, pues son signos de ternura, sensibilidad y cuidados; pidió un gran respeto para todas las mujeres, y lamentó que no siempre se les dé un lugar justo en la sociedad.

Al hablar de la maternidad de María, se refirió a las palabras de Jesús en la Cruz, frente al apóstol Juan, a quien le dijo: “he aquí a tu Madre; Madre, he aquí a tu Hijo”, dando a entender que Ella es madre de toda la humanidad.

También señaló que la Virgen María es una gran maestra, y puso como ejemplo los diálogos que tuvo con san Juan Diego en 1531. Explicó que en la formación salesiana hay una preocupación constante para enseñar a los jóvenes un camino correcto para vivir, para luchar por la paz y por el respeto a los derechos humanos.

Finalmente, dijo que la Virgen de Guadalupe es auxiliadora, por el testimonio de los millones de peregrinos que cada año acuden al Tepeyac para agradecer los favores recibidos.

La Santa Misa a los pies de la Morenita fue ofrecida por las necesidades de las distintas casas de la Obra Salesiana y en agradecimiento por los 125 años de presencia Salesiana, sin olvidarse del pueblo Venezolano.

Dejar un comentario

(*) Datos obligatorios