Padre Inspector, Manuel Cayo sdb: “Me siento en casa”

En una emotiva ceremonia, presidida por el P. Timothy Ploch sdb, Consejero para la Región Interamérica y concelebrada por los diversos sacerdotes salesianos del Perú, se celebró la Toma de posesión del Superior Provincial de la Inspectoria Santa Rosa de Lima, P. Manuel Cayo sdb.

La solemne Eucaristía, realizada en la Basílica de María Auxiliadora, también contó con la participación de las Hijas de María Auxiliadora, Amigos de Don Bosco, Cooperadores Salesianos y cientos de feligreses, que emocionados acudieron a esta celebración.

Durante la ceremonia, el P. Timothy Ploch, en representación del Rector Mayor, Don Ángel Fernández Artime, se dirigió al nuevo padre Inspector y le manifestó su agradecimiento por aceptar el llamado de servidor de Cristo en esta comunidad Inspectorial. “Hoy inicia tu servicio de padre, maestro y guía espiritual”, añadió el P. Timothy.  Este nuevo servicio tiene como responsabilidad lograr una presencia más carismática entre los jóvenes peruanos, especialmente los más pobres.

Felicitó y agradeció el trabajo del P. Santo Dal Ben Lava, quien estuvo casi siete años al servicio de la Inspectoria Santa Rosa de Lima. “Condujiste con entrega y generosidad muy notable esta Inspectoria. Que en este nuevo camino que te espera esté lleno de una profunda paz y mucha alegría. De corazón, gracias”, fueron las palabras de agradecimiento.

Y tú, Manolo, debes continuar este camino. Deberás ser siervo de Dios y administrador de sus misterios. Como padre estas llamado a animar, dar vida y gobernar como un buen padre de familia; como maestro estas llamado a llevar Inspectoria al camino de Dios y servir a los más jóvenes; y como guía espiritual, debes ser motivador y conducir a tu comunidad a una renovación interior. “Pero en este proceso no estarás solo, te acompañará María Auxiliadora”, finalizó.

El nuevo padre Inspector manifestó su agradecimiento a la Congregación por tanto cariño y aprecio desde su arribo al Perú. “Me siento en casa”, sostuvo el P. Manuel muy emocionado. ¡Caminaremos juntos, codo a codo, estos seis años!, recalcó en su discurso.  Resaltó en más de una ocasión la importancia de caminar como una familia, con los jóvenes, con los hermanos sacerdotes, con cada miembro de la Familia Salesiana del Perú. Caminar de la mano, unidos. Y finalmente, destacó el valor de la confianza en la gracia de Cristo, en María Auxiliadora y en casa miembro de la familia salesiana.

Posteriormente, acabada la celebración eucarística, la familia salesiana se reunió en el patio del Instituto Salesiano para hacer el brindis de honor y dar la bienvenida al padre Inspector, Manuel Cayo sdb.

Dejar un comentario

(*) Datos obligatorios