Piura: Arzobispo hace llamado al gobierno del Perú por miles de damnificados

Hasta el momento se calcula en cifras oficiales 60 mil damnificados y 600 mil afectados. El Arzobispo de Piura (Perú), Mons. José Antonio Eguren, pidió a Dios por los damnificados de las lluvias e inundaciones que afectan los departamentos de Piura y Tumbes, e instó al gobierno a actuar para que la ayuda llegue rápidamente a los damnificados.

“Apremio al Gobierno Central para que apoye más decididamente a los damnificados. Ahora es cuando más se necesita animar a la gente y sostenerla para que miren con optimismo el mañana”, exhortó Mons. Eguren ante una gran cantidad de fieles congregados en la capilla “San Patricio” del asentamiento humano Los Polvorines.

El Centro de Operaciones de Emergencia Nacional señaló que ya son 535,909 el número personas afectadas a nivel nacional desde diciembre de 2016 a la fecha, mientras que los damnificados ascienden a 56,647.

Al respecto,el Presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, aseguró que hay previsto un plan de reconstrucción de Piura y otras zonas. Un día antes, el Presidente Pedro Pablo Kuczynski, afirmó que su equipo de gobierno “trabaja fuerte” para remediar esta situación en la región.

No obstante, Mons. Eguren insistió en que “los damnificados no pueden esperar más” y que “una ayuda que no es rápida no es ayuda”.

“Más adelante tocará el proceso de reconstrucción y de hacer nuestro examen de conciencia para reconocer nuestros pecados de falta de prevención y planificación, pedir perdón por ellos y corregirnos. Pero ahora lo fundamental es asistir con ayuda rápida y eficaz a los hermanos y hermanas en necesidad”, precisó.

El Arzobispo exhortó a los presentes a vivir la auténtica solidaridad con todos los damnificados y elevó sus oraciones “por todas las víctimas. Ruego para que el Señor conceda consuelo a los damnificados, y a todos les pido que movidos por la solidaridad y la caridad fraterna prestemos una ayuda eficaz a los necesitados para superar estos difíciles momentos”.

“Que Nuestra Señora de las Mercedes nos bendiga, nos cubra bajo su manto maternal e interceda ante su Hijo para que las lluvias se detengan. Que San Miguel nos libre del maligno y de todo mal”, concluyó Mons. Eguren.

Fuente: Arzobispado de Piura.

Dejar un comentario

(*) Datos obligatorios