Se inauguró CETPRO “Yánkuam Jintia” a favor de los más necesitados de la Amazonia peruana

Con gran expectativa e ilusión, la Congregación Salesiana del Perú a través de la Fundación Don Bosco, inauguraron el Centro de Formación Intercultural “Yánkuam Jintia“, ubicado en la Comunidad Indígena Kandozi, en la localidad de San Fernando, distrito de Andoas, en Loreto. Participaron en la ceremonia inaugural el Padre Raúl Acuña, Director Ejecutivo de la Fundación Don Bosco, Lourdes Liendo, Gerente de Proyectos de la Oficina de Desarrollo de la Fundación Don Bosco, el P. Diego Clavijo, misionero salesiano, el hermano coadjutor. José Gallego, nuevo director del CETPRO “Yánkuam Jintia”, se contó también con el apoyo de los salesianos Cooperantes de Alemania quienes llevaron alegría y esperanza a estos jóvenes.

El gran desafío que tienen los Salesianos del Perú es generar oportunidades para los jóvenes que egresan de la secundaria, ya que al culminar sus estudios no pueden continuar con su formación educativa. Lamentablemente, el contexto en el que se desenvuelven no ofrece acceso a una educación de calidad. Por ello,  los salesianos quieren contribuir en mejor la condición de vida de esta comunidad indígena, ofreciéndoles apoyo y capacitación en diversos oficios.

En ese sentido, más de 60 adolescentes, entre hombres y mujeres, se beneficiarán con esta nueva obra salesiana, que busca mejorar las condiciones de vida de las familias indígenas de las etnias Achuar, Kandozi, Meztizos y Quecha, quienes estarán capacitados en Mecánica de motores fuera de borda, carpintería y agropecuaria, con lo que contribuirán al desarrollo de su comunidad y a la generación de recursos a través de la prestación de servicios a terceros.

Para poder capacitarse en estos oficios, los jóvenes permanecerán en calidad de internos durante 4 meses, tiempo de dura cada módulo, en el Centro de Formación Intercultural. De igual modo permanecerán en el internado los instructores y responsables del programa.

El centro de formación y  el internado funcionarán  con  paneles solares. La energía solar se obtendrá  a través de la captación de luz y calor proveniente del sol. Se trata de una energía verde renovable, que llega a la tierra en forma de radiación.

Estos jóvenes  (chicos y chicas), serán seleccionados según algunos criterios:

  • representación geográfica,
  • egresados de quinto de secundaria,  o con secundaria incompleta,
  • buenas calificaciones en el nivel secundario,
  • cualidades de liderazgo,
  • identificación y respeto por los valores y costumbres de su comunidad.
  • Que dentro de los jóvenes seleccionados se contemple la obligatoriedad de dar oportunidad a las jóvenes (mujeres), sin que esto pueda contravenir con su cultura.
  • Esta selección estará a cargo de las autoridades o representantes de cada etnia.
  • Los salesianos itinerantes darán fe de que la selección haya previsto los criterios antes enunciados.

Para la primera convocatoria, cada etnia presentará a 21 jóvenes, 7 por especialidad. Para las tres etnias serán 63 beneficiarios. Se repite el mismo proceso para la segunda convocatoria. Al año se atienden a 126 estudiantes.

La misión de los salesianos es que los líderes y estudiantes formados difundan en sus comunidades y en sus familias las nociones aprendidas en los espacios de capacitación y formación  haciendo que se despierte el interés y conocimiento sobre los temas propuestos.

Mayor información:

Centro de Formación Intercultural

Proyecto Casa de Formación

Dejar un comentario

(*) Datos obligatorios