Ucrania – Casa Don Bosco: de la Expo Milán 2015 hacia Vynnyky

(ANS – Vynnyky) – La Casa Don Bosco revive en Ucrania. A dos años después de haber concluido la Expo de Milán, el pabellón que acogió a tantos jóvenes durante seis meses en la exposición universal, actualmente se encuentra en Vynnyky, una ciudad en las afueras Leopoli.

La inauguración tuvo lugar el domingo 2 de julio. Asistieron el Alcalde de la ciudad, Volodymyr Kvurt, el Superior de la Circunscripción especial de Ucrania P. Karol Maník, el Delegado del Rector Mayor de los Salesianos para Expo Milano 2015 P. Claudio Belfiore, muchos Salesianos y una multitud de niños, adolescentes y familias. Todos los participantes se reunieron para dar las gracias por este precioso regalo para los jóvenes y para la ciudad. La Santa Misa fue celebrada en el rito bizantino.

La comunidad con el fin de aprovechar la estructura y ofrecer más oportunidades a los jóvenes, construyó dos campos de deportes y estableció las bases para la construcción de un nuevo local adyacente a la Casa Don Bosco, para ser utilizado como vestuarios, duchas y como aulas para cursos de formación profesional.

La idea de transportar la “Casa Don Bosco” de la Expo de Milán hacia Vynnyky fue la indicación del Dr. Ercole Lucchini, financiero y director ejecutivo del proyecto, que en julio de 2014 expresó su voluntad: “He recibido tanto de Don Bosco y en esta ocasión, en el año del bicentenario de su nacimiento (2015) no podía faltar su presencia en la Expo Milán. Como exalumno salesiano deseaba y apoyaba este proyecto, para dar gracias a Don Bosco y para que el mundo sepa que hoy se necesita de la educación y de los jóvenes si se quiere tener energía para la vida”.

A los visitantes que pasaban por la Casa Don Bosco en la Expo, los jóvenes encargados reiteraban que el pabellón estaba en la Feria solo para el tiempo de la exposición durante seis meses, a la espera de ser trasportado a Ucrania, para que sea una construcción para lo que fue diseñada: lugar de reuniones y un espacio de formación para los jóvenes.

“Volver a ver la Casa Don Bosco nuevamente reconstruida y copada de muchachos y jóvenes es una emoción fuerte, como un renacimiento. Cuando se tomó la decisión de construir el pabellón estábamos en un mundo de sueños… y aquí en Vynnyky se hizo realidad todo lo que habíamos soñado”, expresó el P. Belfiore.

Dejar un comentario

(*) Datos obligatorios