Órgano de la Basílica María Auxiliadora

A inicio de la década de los 90, los salesianos del Perú tuvieron el gran reto de llevar a cabo la restauración completa del órgano de la Basílica María Auxiliadora, construido en 1933 por la destacada empresa italiana  La Pontificia Fabbrica d’organi Comm. Giovanni Tamburini de Crema, fundada en 1893 y reconocida a nivel mundial por la creación de órganos grandiosos, instalados en Roma, Milán, y en las catedrales más importantes de Italia y el extranjero.

Con la participación del maestro Federico Gerdes, quien tenía el cargo de director del coro de la Academia Nacional de Música Alcedo, hoy Conservatorio Nacional de Música, y el Mons. Pablo Chávez Aguilar, destacado organista de la época, se realizó el 16 de marzo de 1934 la inauguración del instrumento.