1.- NOTA DE PRENSA

NOTA DE PRENSA

PEREGRINAJE DE LOS RESTOS DEL PADRE LUIS BOLLA – APÓSTOL DEL PUEBLO ACHUAR  HACIA KUYUNTZA- MISIONES SALESIANAS DE LA SELVA

La Congregación Salesiana del Perú y el pueblo indígena Achuar, vivarán un acontecimiento significativo e histórico. Los restos del misionero salesiano, padre Luis Bolla, SDB, serán trasladados en peregrinaje hacia la Comunidad Salesiana de Kuyuntza (Datem del Marañon – Loreto), lugar donde por más de 50 años se dedicó con ahínco y paciente dedicación en la Formación y Evangelización de las comunidades nativas de la Amazonía peruana.

El Padre Luis Bolla (1932 – +2012), ha sido el principal promotor del desarrollo cultural de la población amazónica Achuar, trabajando por el respeto de la naturaleza y la defensa de sus tierras. No limitó su labor a anunciar la Palabra de Dios, sino que se esmeró para acompañar al pueblo Achuar en su organización, fomentó la educación, y cuidó de la salud y el desarrollo alternativo de este pueblo que lo quería y lo bautizó con el nombre Yánkuam Jintia, es decir, “lucero del crepúsculo que ilumina el camino”.

Para la población Achuar es un tiempo de reflexión y tristeza por no tener los restos mortales del padre Luis en su pueblo, en su comunidad. Es, principalmente, por este motivo que los restos del padre regresarán a pedido de las comunidades nativas, quienes desean tener a su padre nuevamente en “casa”.

Este religioso Salesiano de nacionalidad italiana, fue visitado y admirado por judíos, agnósticos, evangélicos y no creyentes. El padre Luis Bolla falleció el 6 de febrero de 2012, pero su vida trasciende a través de sus enseñanzas.

El 5 de mayo desde las 10 de la mañana, los restos del P. Luis Bolla serán llevados a la Basílica María Auxiliadora, donde podrán ser visitados por miembros de la familia salesiana o fieles. Ese mismo día se realizará la misa en su honor, a celebrarse desde las 7 de la noche.

Posteriormente, el 6 de mayo, se inicia la peregrinación con los restos del padre, que serán llevados hacia Kuyuntza, no sin antes pasar por las obras salesianas de San Lorenzo y San Fernando, donde también le rendirán homenaje.

Con el ruego de su difusión,