3.- Padre de los Achuar

Padre Luis Bolla

Yánkuam Jinti

Lucero del Crepúsculo que ilumina el camino

El padre Luis Bolla nació en Schio – Vicenza al norte de Italia, el 11 de agosto de 1932. Desde pequeño frecuentó el Oratorio salesiano, un Centro que, diariamente, ofrecía a niños y jóvenes formación humana y cristiana. En ese ambiente, que para él era su segunda casa, pues allí se sentía bien acogida, experimentaba la presencia de buenos educadores que lo orientaban, y podía vivir en alegría, compartiendo con muchos compañeros.

A los 12 años, en plena guerra, oyó una voz que lo llamaba. “Sentí una voz clara que me decía: serás misionero en la selva entre las tribus indígenas y darás mi Palabra a ese gente. Caminarás muchísimo durante toda tu vida”. Cada vez que recordaba esa llamada, no lograba ocultar su emoción.

Tuvieron que pasar nueve años para que el P. Bolla emprenda esta gran aventura. Mientras que el barco se iba alejando del puerto de Génova, el joven Luis hizo una oración que sería una verdadera profecía. “Señor, dejo a mi querida familia, a mis amigos, a mi tierra, mis lindas montañas, solo por ti y por hacerte conocer a mucha gente que aún no he tenido la gracia de conocerte. Pongo todo en tus manos”. Tú lo harás todo bien. Y partió feliz.