Nacional
Piura sigue sufriendo las inclemencias del Fenómeno del Niño

  • Compartir:

El colegio Salesiano Don Bosco de Piura quedó inundado por la fuerte crecida que registró el río Piura el día lunes 27 de marzo. Patios, aulas, oficinas, jardines, talleres y la Comunidad donde habitan los salesianos, quedaron  con más de un metro de agua.

El Fenómeno del “Niño Costero” como se le ha denominado a estas fuertes lluvias que está soportando la zona norte del país, llegó a su punto más crítico, al desbordar en la ciudad el río Piura. Actualmente, la capacidad del río Piura, por el Puente Cáceres es de 2800 m³ /s, pero ayer el caudal  llegó a un máximo de 3468 m³ /s. Los especialistas Jorge Reyes y Augusto Zegarra de la UDEP indicaron que la causa de este desborde sería que la capacidad del río está saturada de sedimento  del cauce. Es decir, no puede almacenar más agua como lo hizo en los fenómenos El Niño pasados, cuando se alcanzó un caudal de más de 4mil m³ /s.

El Colegio Salesiano Don Bosco, está ubicado a la margen izquierda del río Piura, por lo que su inundación era inevitable. Las aguas ingresaron inicialmente por el portón de la primaria ubicado justo en el malecón María Auxiliadora, luego las aguas turbulentas del río ingresaron por los portones del Patio Techado, portón principal y portón del pasaje José Olaya. Rápidamente, las aguas coparon inicialmente patios y jardines para posterior ingresar a las oficinas, talleres y finalmente, la Comunidad (Casa de los Padres Salesianos) que está ubicada en el centro del Colegio Salesiano.

Frente a esta situación y antes que se inunde la Comunidad, fueron evacuados a Bosconia los padres Casimiro Iraola y Lorenzo Gambino que gracias a intervenciones oportunas y por teléfono de miembros de la Familia Salesiana, encontraron ayuda en un escuadrón de la PNP quienes los llevaron hasta el  puente Bolognesi que estaba habilitado para el  paso de peatones  de manera controlada. Los padres Ángel Carbajal y Pedro Da Silva, pernoctaron en el segundo piso de la Comunidad al cuidado de varios trabajadores que fielmente estuvieron en la Institución para  ayudar en estos momentos de emergencia. También llegaron al colegio varios catequistas y oratorianos de Los Médanos  para ayudar a evacuar, poniendo en riesgo su vida al tener que atravesar calles y avenidas cubiertas por las aguas del río.

Piura está en emergencia, son miles los damnificados, las pérdidas materiales son incalculables pero, los gestos de solidaridad, de ayuda no se han hecho de esperar. Varios exalumnos, alumnos, padres de familia, profesores, Familia Salesiana se han sumado a diversas campañas solidarias para acoger y atender a familias del Bajo Piura que lo han perdido todo.

Informó: Alexander Guerrero, Comunicador Salesiano de Piura