Mundo Salesiano
Polonia – ¡Los Salesianos peregrinos ya se encuentran en Cracovia!

  • Compartir:

(ANS – Cracovia) – El 25 de julio, durante el día, continuaron los registros de los peregrinos que llegaron a Cracovia para la fiesta de los jóvenes. Algunos han pasado ​​en las diócesis y ahora que se inician los principales eventos de la JMJ 2016, llegan a Cracovia. También los jóvenes del SYM llegaron a Cracovia en un gran número. La alegría, los aplausos, las sonrisas en sus rostros son las características de los jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano.

Delante de los jóvenes procedentes de todo el mundo, se abre un tiempo muy intenso e interesante. Participarán a las Celebraciones Eucarísticas y a las Celebraciones comunes. Escucharán decenas de catequesis, que serán pronunciadas por Obispos de todo el mundo. Habrá la oportunidad de recibir el sacramento de la reconciliación. Se habilitarán zonas especiales para la confesión y para la Adoración del Santísimo Sacramento. Los peregrinos también tendrán la oportunidad de participar al Forum Vocacional, donde se hará presente la Familia Salesiana. Se abrirán muchos conciertos y otras atracciones culturales.

Además del sin fin de actividades, la juventud Salesiana participará en una reunión conjunta en el SYM 2016, que se llevará a cabo el 27 de julio en la Feria EXPO de Cracovia. Para este encuentro se esperan más de cinco mil jóvenes del MJS. En el SYM 2016 estará presente el Rector Mayor de los Salesianos, P. Ángel Fernández Artime y la Madre General de las Hijas de María Auxiliadora, Sor Yvonne Reungoat.

La Jornada Mundial de la Juventud es una gran oportunidad para que los jóvenes experimenten la fe en Dios. Los jóvenes no tienen miedo de hablar abiertamente sobre sus expectativas con respecto a la JMJ. Algunos desean profundizar su relación con Jesús, otros desean experimentar la fuerza de la universalidad y diversidad de la Iglesia en el mundo. Mucho depende de la actitud de cada uno de los participantes.

Observando a los jóvenes que llegan a Cracovia, es difícil resistirse a no creer que vinieron al encuentro mundial con los corazones y las mentes abiertas. Ellos quieren vivir este tiempo de la mejor manera y lo más hermosa posible. A pesar del temor por sus vidas, vienen para celebrar su juventud en la capital de la Divina Misericordia.