Mundo Iglesia
Presentación de la II Conferencia Internacional sobre la Mujer

  • Compartir:

(VIS) Esta mañana ha tenido lugar en la Oficina de Prensa de la Santa Sede la presentación de la segunda Conferencia Internacional sobre la Mujer (22-24 de mayo, ex Domus Pacis, Roma) organizada -como la primera Conferencia de 2009- por el Consejo Pontificio Justicia y Paz, en colaboración con la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (WUCWO) y la Alianza Mundial de Mujeres por la Vida y la Familia (WWALF). El tema de la conferencia será “Mujeres hacia la agenda de desarrollo post-2015: ¿Qué desafíos ante los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSS)?”. Los participantes, que superan el centenar -más numerosos que en la anterior -serán, como entonces, las mujeres, y en menor medida los hombres, procedentes de diversos contextos culturales y sociales de los cinco continentes, con el fin de ofrecer un panorámica lo más completa posible de las principales cuestiones que afectan en nuestros días a las mujeres de todo el mundo.

Han intervenido en el acto el cardenal Peter Turkson, Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, Flaminia Giovanelli, Subsecretaria del mismo dicasterio, Olimpia Tarzia, Presidente de la WWALF y María Giovanna Ruggieri, Presidente de la WUCWO.

El cardenal Turkson explicó que durante la primera jornada, el 22 de mayo, se abordarán tres temas empezando por un análisis de la antropología femenina confrontada con la cultura moderna que arrojará también luz sobre algunos cambios semánticos de los términos de referencia. También se hablará de educación y del papel que en este sector desempeñan las mujeres, así como de ”la alianza entre hombres y mujeres… y el respeto recíproco para combatir la violencia y la prevaricación”. ”En algunos casos -subrayó el prelado- la educación es el recurso esencial para el derecho a la vida que en algunas zonas del planeta se niega a las niñas cuyo nacimiento se considera como una desgracia ya que el único destino de la mujer es el matrimonio para el que la familia debe entregar una dote”.

Otro tema será el diálogo interreligioso como camino hacia una paz duradera y el papel de las mujeres en este contexto. ”Los múltiples episodios que en los últimos tiempos han visto a niñas y mujeres convertidas en víctimas de atrocidades increíbles -también a causa de su fe cristiana- que han llevado aparejada la violencia sexual nos interpelan con fuerza. Nos llaman -reiteró el cardenal Turkson- a intensificar el diálogo interreligioso y a apelarnos a nuestra naturaleza humana común, que trasciende todas las religiones y culturas, para condenar enérgicamente esas atrocidades y defender a los que están amenazados”.

La segunda Conferencia Internacional sobre la Mujer, brindará además la oportunidad para discutir de las múltiples formas, viejas y nuevas, de esclavitud y de la violencia que sufren las mujeres, con facetas diferentes, en diversas partes del globo. Si en el mundo occidental prevalecen la violencia doméstica y los feminicidios, en algunas zonas pobres de los países del mundo en desarrollo son numerosos el infanticidio de las niñas y los abortos selectivos de fetos femeninos. Inspirándose en el Mensaje para la Paz del Papa Francisco cuyo tema este año era ”No más esclavos, sino hermanos,” la Conferencia denunciará el fenómeno de la trata de personas que el Pontífice ha definido en repetidas ocasiones como un crimen contra la humanidad y cuyas víctimas son, por la mayor parte, niñas y mujeres.

”Aunque, indudablemente, haya habido un progreso notable en la causa de las mujeres en muchos países, sobre todo en osl ámbitos de la educación, la representación política y la participación económica -dijo el Presidente de Justicia y Paz – todavía queda mucho por hacer. Es cierto que la pobreza sigue siendo en buena parte mujer y que muchas mujeres no tienen ningún tipo de protección en numerosos campos de trabajo, entre ellos el doméstico, el manufacturero y el agropecuario”.

Pero la Conferencia que se inagura mañana no pretende solamente dar una visión general de los temas más urgentes relacionados con la situación de la mujer, o ser una ocasión de denuncia de las violaciónes de su dignidad y de sus derechos. También tiene como objetivo aportar una contribución a las negociaciones en curso para la nueva agenda de desarrollo post-2015. Por eso, el sábado 23 de mayo, los grupos de trabajo se confrontarán sobre las principales áreas temáticas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSS). ”La cuestión de la mujer -concluyó el purpurado- es transversal y crucial en la mayoría de las propuestas actuales de los OSS: las mujeres juegan un papel clave en la reducción de la pobreza y del hambre en el mundo, en la educación, pero son también las guardianas de la vida en todas sus fases”.