Mundo Iglesia
Vaticano – Relicario de Don Bosco de 1929: regalo de Don Rinaldi al Papa Pio XI

  • Compartir:

(ANS – Ciudad del Vaticano) – En el día de la Fiesta de San Juan Bosco, 31 de enero de 2017, los salesianos del Vaticano celebraron la Misa en la Basílica de San Pedro, en la capilla del Coro, con la participación de los trabajadores de la Tipografía. Para esta ocasión se concedió la autorización para exponer un relicario de Don Bosco de 1929.

Por: Alfonso Domenech SDB

Un relicario del todo especial y único, no solo por la fecha, sino por el contenido simbólico. Un relicario donado al Papa Pio XI, por el Rector Mayor P. Felipe Rinaldi con motivo de la Beatificación en 1929.

El Boletín Salesiano el 02 de julio de 1929 narra el acontecimiento y hace conocer los detalles, con la descripción y los símbolos que contienen esta auténtica obra de arte de orfebrería.

El relicario es un trabajo artístico cincelado por el profesor Galli. En la parte superior tiene una reproducción del monumento a Don Bosco de Turín. Mide 47 cm. de altura, es de plata y las partes ornamentales son de metal dorado. Las partes laterales tienen elegantes cornisas, formando rectángulos, donde en láminas de plata cinceladas se reproducen la Basílica de María Auxiliadora de Turín, la Basílica del Sagrado Corazón de Roma, y a los lados, dos grupos que representan los alumnos de Don Bosco: uno representa una hilera de niños con un religioso salesiano, el otro un grupo de niñas con una religiosa de María Auxiliadora.

Se pueden ver los escudos del Sumo Pontífice Pio XI y de la Pía Sociedad Salesiana en medio de cabezas de los serafines, entrelazados con lirios y rosas, símbolos de la pureza y de la caridad; enlazados de roble, los símbolos de la fortaleza.

En el relicario se puede observar también, la casa donde nació Don Bosco y su primer sueño. Serafines con incensarios completan la espléndida ornamentación, que viene completada con una inscripción que recuerda el acontecimiento de la beatificación. En la parte delantera bajo el grupo escultórico hay un espacio oval, que custodia la teca, en la cual está la reliquia.

“Fue una gran alegría para los salesianos de la comunidad y todos los empleados de la Tipografía del Vaticano – comentó uno de los trabajadores – y una grata sorpresa, pues normalmente esta reliquia está custodiada en la sacristía de la Capilla de la Misericordia, en la colección de relicarios del Papa”.