Mundo Salesiano
Venezuela: Solidaridad con “S” de Salesianos

  • Compartir:

(ANS – Caracas) – Venezuela sufre una de las peores crisis alimentarias de su historia. Precios elevados, desabastecimiento de alimentos de primera necesidad, incrementan las restricciones para acceder a los mismos. Salarios que no alcanzan para vivir. Horas y horas haciendo cola para adquirir lo poco que se puede adquirir con el dinero ínfimo que se recibe por el trabajo mensual. Pero las imágenes más terribles y dolorosas para una población es la presencia de familias enteras que hurgan los basurales de la ciudad en busca de alimentos y algo para sobrevivir.

La situación grave que viven muchos venezolanos ha despertado el sentido de solidaridad de diversas instituciones. Una de las más representativas es la Iglesia Católica. La Srta. Susana Rafalli, representante de Cáritas Venezuela expresó durante una conferencia de prensa con medios extranjeros: “La Iglesia atiende a la población más pobre y vulnerable de cuatro estados: Distrito Capital (Caracas), Vargas, Miranda y Zulia, cuyo déficit nutricional es de 70%. El 8% de los niños presenta una desnutrición grave”.

En este contexto, cabe remarcar que Solidaridad se escribe con “S” de Salesianos. Desde las Parroquias Salesianas se han implementado programas que permiten suministrar un plato de comida a los hermanos necesitados.

En la Parroquia María Auxiliadora de Boleita, mediante el programa “Olla de la solidaridad” todos los viernes se atiende un promedio de 300 personas, entre jóvenes y adultos mayores.

En la Parroquia María Auxiliadora de sarria, la actividad se conoce como “El Sancocho Solidario”. Esta actividad se realiza los viernes cada quince días, atendiendo 200 personas aproximadamente entre los que destacan un numeroso grupo de niños.

Por su parte, en la zona popular de Petare, los niños y jóvenes que asisten al oratorio Brisas de Turumo, han comenzado a recibir un plato de comida. “Esta iniciativa nace a raíz de que muchos niños manifestaban haber comido muy poco o nada. El primer día que realizamos la actividad, algunos niños preguntaban si podían llevar algo a sus casas para dar a su familia que no había comido”, expresó uno de los coordinadores del Oratorio.

Las actividades que se realizan en las Parroquias y en los Oratorios dependen únicamente de la solidaridad de las personas. Cada quien aporta desde sus posibilidades, ya sea con alimentos, dinero o tiempo para el trabajo voluntario. Sin duda, la “S” de Solidaridad es preferentemente la “S” de Salesianos.