Mundo Salesiano

Japón – La peregrinación de las reliquias

0

Las reliquias de Don Bosco, llegadas ya a la mitad del recorrido en el país del Sol naciente, además de suscitar una grande participación de los miembros de la Familia Salesiana, ha capturado el interés y la veneración de muchas personas no católicas.

La peregrinación de las reliquias de Don Bosco en Japón está recorriendo las casas de los salesianos, de las Hijas de María Auxiliadora (FMA) y de las Hermanas de la Caridad de Jesús (SCG). A diferencia de las etapas precedentes, las reliquias no están en una urna sino colocadas en una estatua de fibra de vidrio que representa el fundador de los Salesianos circundado de muchachos, diseñada por el escultor Mauro Baldessari. En la base se conserva el brazo diestro del santo. Ya en el pasado abril – las reliquias – la mano y el brazo diestro – fueron colocadas en una urna más ligera y manejable, pero símil a la precedente. La mano diestra se conserva en la urna que en estos días permanece en Vietnam.

La estatua llegó el 31 de enero en Japón, antes del inicio oficial de la peregrinación, a la obra de las FMA de Yamanaka, generando felicidad para las 14 hermanas de la comunidad.

La peregrinación oficial tuvo inicial el 2 de febrero, con la misa de la mañana en la casa inspectorial de los salesianos en Tokyo. Sucesivamente la estatua fue llevada a Osaka y después a Miyazaki, donde hace 85 años, con Mons. Cimatti, inició la misión salesiana en Japón. Las reliquias fueron acogidas con gran entusiasmo por los fieles de la parroquia, del clero diocesano, y los hermanos de la obra; el padre Aldo Cipriani, Inspector del Japón, presidió la misa. En la tarde hicieron visita a las Hermanas de la Caridad de Jesús de Kawaminami y en la noche de nuevo a las hermanas de caridad Miyazaki.

El 5 de febrero más de 1000 alumnos de la escuela salesiana de la ciudad che, también en su mayoría no católicos, cantaron la “missa de angelis” en honor a Don Bosco. En la tarde la peregrinación tocó l obra social de las FMA de Oita–Ozai, la obra social de los salesianos “San José” de Nakatsu, y la parroquia deNakatsu-San no cho.

El domingo 6 tuvo lugar la celebración en la parroquia de Beppu, centro de trabajo misionero de la prefectura de Oita. Después de la misa las reliquias fueron veneradas por diversos grupos de la parroquia y después fue celebrada una misa en inglés por los estudiantes de la Universidad Asia.

Al día siguiente la estatua visitó Nagasaki, y martes 8 fue recibida por la escuela materna de las hermanas de Omura. Después de un largo viaje, el 9 de febrero, la estatua llegó a Osaka, primero a la escuela salesiana Seiko Gakuin y después al  aspirantado de Yokkaichi.

En Hamamatsu, sede de una gran comunidad de inmigrantes, sobre todo brasileños y filipinos, la estatua de Don Bosco fue llevada en procesión al Centro Parroquial hasta la parroquia, dentro de un solemne “mikoshi”, un templete en baldosín utilizado para las fiestas religiosas. Grandísima la participación de los fieles, sea a la misa en la parroquia, sea a las confesiones administradas en Japonés, Portugués, Español e Inglés.

Después de la visita en el escuela de las FMA de Shizuoka Salesio y en la parroquia de Saginuma, del 12 de febrero las reliquias volvieron a Tokio. Ayer, domingo 13 febrero, en la parroquia de Meguro-Salesio, el salesiano Mons. Francis Xavier Osamu Mizobe, obispo de Takamatsu, presidió la solemne Eucaristía.

Radio Vaticana cumple 80 años de creación

Previous article

Monseñor José Ramón Gurruchaga Ezama SDB celebró 50 años de vida sacerdotal

Next article

You may also like