P. Jorge Sosa

1975-1980

Inspector de los Salesianos del Perú

(1974-1980)

El padre Jorge Sosa Núñez fue el décimo tercer superior provincial de la Inspectoría Salesiana Santa Rosa de Lima y el tercero de nacionalidad peruana en ejercer esta labor. Natural de Arequipa, fue el primer salesiano peruano nacido fuera de Lima en ser nombrado inspector. Su gestión se enmarcó en los gobiernos de Don Luis Ricceri (VI Sucesor de Don Bosco, 1965-1977) y Don Egidio Viganó (VII Sucesor de Don Bosco, 1978-1995) como Rectores Mayores de los Salesianos.

Sus inicios

El padre Sosa nació en Arequipa el 25 de noviembre de 1926. Sus padres fueron Octavio Sosa y María Núñez. Por su rama materna, era sobrino del padre Pedro Núñez Galdós (1885-1961), quien fuera uno de los más dinámicos salesianos peruanos de la primera mitad del siglo XX, constructor del Colegio Salesiano Santa Rosa de Huancayo y el Santuario del Sagrado Corazón de Jesús de Magdalena del Mar.

Ingresó al Colegio Salesiano de Arequipa el 15 de marzo de 1937, donde vislumbró su vocación a la vida religiosa. Inició su noviciado el 21 de enero de 1944 en la casa de formación de Magdalena del Mar, junto a Carlos Cordero Rodríguez, quien también sería inspector salesiano. Esta casa fue escenario de sus primeros pasos como salesiano: allí recibió la sotana de manos del padre Ernesto Briata el 15 de abril de 1944, hizo su primera profesión el 31 de enero de 1945 y su profesión perpetua el 31 de enero de 1951. Durante este proceso tuvo como compañero de estudios y profesiones religiosas al padre Carlos Cordero Rodríguez, quien años después sería el primer peruano en ser designado inspector.

En 1951 inició sus estudios de Teología en La Crocetta de Turín. Tras ser ordenado sacerdote el 25 de noviembre de 1956 en la Basílica de María Auxiliadora de Turín, obtuvo en 1957 la licencia en Sagrada Teología y la graduación en Derecho Canónico. En 1958 retornó al Perú, siendo nombrado Secretario Inspectorial, cargo que ejerció durante las gestiones de los inspectores Carlos Orlando, Pedro Garnero y Carlos Cordero.

Experto en Derecho Canónico

Durante estos años también se distinguió como reconocido canonista, siendo un referente en la materia para los Salesianos e Hijas de María Auxiliadora. Su prestigio como tal trascendió las fronteras salesianas, siendo docente de Derecho Canónico en la Facultad de Teología del Seminario de Santo Toribio y ejerciendo un secretariado en la Nunciatura Apostólica.

A fines de 1966 el padre inspector Carlos Cordero lo nombró Vicario Inspectorial, cargo que ejerció durante los años 1967 y 1968. Con el final de la gestión del padre Cordero y el inicio de la del padre Vallebuona, pasó como Párroco del Sagrado Corazón de Jesús de Magdalena del Mar durante tres años (1969-1971).

Al concluir su servicio parroquial en Magdalena del Mar, en 1972 volvió a ser Vicario Inspectorial siendo inspector el padre Emilio Vallebuona, de quien sería sucesor. Ese mismo año, el cardenal Juan Landázuri Ricketts, Arzobispo de Lima, lo nombró su vicario pastoral para la quinta zona de la arquidiócesis, cargo que ejerció hasta su elección como Inspector Salesiano en 1974.

Inspector del Perú

El 5 de agosto de 1974, el padre inspector Emilio Vallebuona dirigió una carta a toda la Familia Salesiana en la que señaló:

“Me comunica el Rector Mayor, Don Luis Ricceri, que el Consejo Superior en sus sesiones de 12 de julio p.p. después de detenido estudio y oración, ha designado al R. P. Jorge Sosa Núñez como próximo Inspector Provincial en el Perú, para el sexenio 1974-1980. El padre ha dado respuesta a Roma y ha aceptado su designación”.

El padre Sosa inició sus funciones en octubre de 1974. Su gestión coincidió con la segunda fase del Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas, dirigida por el presidente Francisco Morales Bermúdez. Esta época estuvo marcada por el comienzo de la gran crisis económica que se agudizaría en los años ochenta, así como por una marcada politización de la sociedad y los trabajadores, organizados en sindicatos y distintos frentes de lucha por sus derechos. En este contexto se produjo la conformación de una Asamblea Constituyente en 1978, que redactó la Constitución de 1979 y que entraría en vigor en 1980 con el retorno de los civiles al gobierno del Estado.

En sintonía con la realidad social y económica en la que se hallaba inmersa la obra de Don Bosco en el Perú, el padre Sosa recibió una Inspectoría Salesiana en crisis, debido a la alarmante disminución del número de salesianos.

Sobre su gestión escribió el padre Ubaldo Chueca en 1993:

“Con su serenidad, entereza y buen carácter, el padre Sosa salvó a la Inspectoría, la reorganizó y la llevó a superar la crisis. Ante la disminución del número de los salesianos, el padre inspector salvó la formación enviando a los novicios a Río Negro (Colombia) y a los neoprofesos a Quito (Ecuador) a fin de estudiar filosofía y pedagogía. Los teólogos estudiaban en la Facultad de Teología de Lima, más en 1978 volvió a enviarlos a Santiago de Chile.

No obstante la penuria de personal, el padre Sosa amplió la frontera misionera aceptando la extensa parroquia de Lares, poniendo las bases para el proyecto misionero andino de la Inspectoría.

El padre Sosa alentó el Centro Catequístico Salesiano [que entonces funcionaba en la Casa Inspectorial en Breña] que incidió sobre una cantidad inmensa de profesores de todo el Perú, e irrumpió en el campo de los programas formativos de la familia y de los jóvenes.

De capital importancia para la Inspectoría fue el Capítulo Inspectorial de 1980, pues permitió a la Inspectoría salir de la crisis y organizar su trabajo con un Proyecto Educativo Pastoral”.

Durante su gestión se inauguró la estatua de Don Bosco ubicada en el atrio de la Basílica de María Auxiliadora de Breña, bendecida por el cardenal Landázuri el 24 de mayo de 1976. Por entonces, el santuario experimentó algunas reparaciones producto de los efectos del terremoto del 3 de octubre de 1974.

En 1977 participó como inspector, junto al padre José Ramón Gurruchaga como delegado, al XXI Capítulo General en Roma, evento en el que fue elegido Don Egidio Viganó como Rector Mayor de los Salesianos. Años después, en 1980, Don Viganó nombraría al padre Gurruchaga como sucesor del padre Sosa.

Obediencias posteriores

Al concluir su gestión en noviembre de 1980, pasó a Roma como secretario del Consejero General para la Formación. Estuvo ausente del Perú en el trienio 1981-1983. En 1984 retornó, siendo enviado a la que sería su último frente pastoral: la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Magdalena del Mar

Allí ejerció como Párroco entre 1980 y 1989, y Vicario Parroquial entre 1990 y 1992. A su gestión parroquial se debe la instalación del padre Ennio Leonardi y el Centro Catequístico Salesiano en Magdalena del Mar tras su salida de la Casa Inspectorial en 1984. Durante su gestión el Centro Catequístico cambió de nombre a Centro Catequético, que tiene hasta hoy.

Sobre el deceso del padre Sosa, señala su obituario publicado en la edición peruana del Boletín Salesiano:

“El domingo seis de diciembre [de 1992] el padre Sosa había invitado al señor Arzobispo de Lima para presidir una solemne concelebración en acción de gracias por los cincuenta años del Santuario del Sagrado Corazón de Jesús en Magdalena del Mar. Desde muy temprano estuvo dando las instrucciones para que la ceremonia resulte impecable. A eso de las once de la mañana se sintió mal y se retiró a su celda. Era el final. Entró en coma. Fue llevado al Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas donde falleció a las once de la noche”.

Murió de leucemia a los 66 años. Su obituario añadió: “Era un sacerdote muy trabajador, práctico, de pocas pero sabias palabras. Amaba la Congregación y por ella dio la vida”.

 

David Franco Córdova

Historiador de la Congregación Salesiana del Perú

 

Fuentes:

  • Libro de registro de salesianos de la Inspectoría Salesiana Santa Rosa de Lima. Tomo II. Fol. 81. Archivo Histórico Salesiano del Perú – Sección Inspectoría.
  • Elencos Generales: 1946-1974. Selección de Diego Aguado Alvarez. Archivo Histórico Salesiano del Perú.
  • “R.P. Jorge Sosa Núñez, SDB”. En Boletín Salesiano (Perú). Año 29, N° 148. Enero Febrero 1993. Página 32.
  • Ubaldo Chueca. “La crisis. Historia de la Congregación Salesiana del Perú – 22”. En Boletín Salesiano (Perú). Año 29, N° 148. Enero Febrero 1993. Páginas 17-19.
  • David Franco Córdova. “La Basílica de María Auxiliadora de Lima: Cronología (1916-2016)”. Lima: Editorial Salesiana, 2016.

……