Mundo Salesiano

Vaticano – ¿Qué enseñan los jóvenes? La intervención de mons. Vella en el sínodo

0

(ANS – Ciudad del Vaticano) – Mons. Rosario Saro Vella, obispo de Ambanja, representante electo de la Conferencia episcopal de Madagascar, ha intervenido en las deliberaciones del sínodo el jueves, 18 de octubre. El prelado salesiano instó a los padres sinodales a escuchar a los jóvenes y aprender de algunas de sus actitudes.

África y Madagascar son países con una media de edad muy joven. En la comunidad patriarcal el anciano tiene la obligación de transmitir los valores, las costumbres … pero incluso aunque él tiene la última palabra, el verdadero artífice del cambio es el joven. Inspirado en esto, mons. Vella dijo: “- Nosotros como Iglesia y como obispos – educamos y enseñamos. Quién enseña, sin embargo, debe ser capaz de aprender. ¿Qué nos puede enseñar los jóvenes? “.

La primera actitud – citando la vigilia de la Jornada Mundial de la Juventud 2011 en Madrid, cuando durante la tormenta que azotó el aeropuerto de Cuatro Vientos, Benedicto XVI dijo a los jóvenes “Vuestra fuerza es mayor que la lluvia” – es la fuerza, el coraje. “La nueva evangelización necesita evangelizadores valientes. Parece que la barca de Pedro se encuentra en medio de la tormenta. Dejémonos guiar por el viento del Espíritu Santo y no nos lamentemos si las olas nos dan la impresión de hundirnos. De hecho debemos preferir estos riesgos en lugar de navegar en aguas estancadas que sólo nos dan una falsa seguridad “.

La segunda, ya que a los jóvenes cuando se comunican les gusta estar mismo nivel que el interlocutor, es la humildad. “Muchas veces nos presentamos ante el mundo como maestros orgullosos de una verdad de la que creemos ser los únicos titulares, olvidando que somos débiles y cansados ​​peregrinos en busca de la verdad. En el diálogo dentro de la Iglesia, en el diálogo ecuménico, diálogo interreligioso, diálogo con las grandes religiones o personas de otras creencias  ¿no debemos tener esta actitud de humildad? “.

La tercera es la alegría, tanto la interior – que viene de Dios – como la exterior. “Los jóvenes nos piden una liturgia más alegre, más participativa, más acorde con sus vidas, una liturgia de canciones y danzas. Quieren una moral exigente, pero no negativa, una moral que libere a los jóvenes de la esclavitud del egoísmo, el relativismo, el hedonismo y que llene sus corazones. Los jóvenes nos están pidiendo una fe no intelectual sino vital. Una fe que pase por la mente, pero que llegue al corazón.”

El cuarto: “Los jóvenes son muy sensibles a trabajar juntos, a compartir experiencias, a ayudarse unos a otros. Los jóvenes nos enseñan la Espiritualidad de Comunión. Es una conversión, un cambio de mentalidad “.

Y, por último, la quinta actitud que los jóvenes tienen que enseñarnos es el amor a la Cruz. “La Cruz es un signo de infinito amor, un amor que no teme a la muerte, sino que da su vida por los que se ama. La cruz es un signo de la victoria sobre el mal personal y el mal del mundo. La Cruz es “nuestra gloria, salvación y resurrección.” Ave, Crux Spes Unica “. Mons. Vella concluyó citando a dos jóvenes santos como Pier Giorgio Frassati y Chiara Luce Badano.

22 de octubre: ¡Feliz fiesta del Beato Juan Pablo II! Los jóvenes te queremos… [VIDEO]

Previous article

Benedicto XVI eleva a los altares a 7 nuevos santos

Next article

You may also like