Mundo Salesiano

Casa Don Bosco: Las Hijas de María Auxiliadora, a favor de la Empresarialidad femenina

0

(ANS – Milán)Las Hijas de María Auxiliadora, a favor de la Empresarialidad femenina – Expo 2015 – Casa Don Bosco. Pequeñas ayudas para sostener grandes sueños y dar “Energía para vivir”. Del 1 al 9 de septiembre en la Expo 2015, en la Casa Don Bosco, las Hijas de María Auxiliadora presentan a través de un exposición su compromiso del decenio para sostener el desarrollo de la   micro-empresarialidad femenina.

Las Hijas de María Auxiliadora desde siempre han  creído y han hecho palanca sobre la fuerza generadora de las mujeres, capaces de hacer nacer la alternativa económica en el respeto de la propia cultura y de los recursos de la Creación.

La muestra presenta un carrusel de “buenas prácticas” de microcrédito para micro proyectos de desarrollo dando voz a algunas experiencias con capacidad de hacer brotar mejores condiciones de vida para las personas, las familias y las comunidades. Instrumentos muy válidos para salir del asistencialismo, estimular la actividad productiva desde la base, hacer resurgir la creatividad y el ingenio de las mujeres. Dar esperanza, dignidad y trabajo. Un recorrido entre los diversos continentes donde microcrédito y microeconomía han encontrado amplia difusión y se diferencian según las peculiaridades culturales típicas de cada lugar. Se pasa de la cría de animales pequeños y del cultivo de hortalizas, a la tejedura; de la producción alimentaria a la medicina alternativa.

El decenio 2004-2014 se le ha considerado como referencia para realizar el compromiso de formación y de lanzamiento de las actividades llevadas a cabo con 144 proyectos de microcrédito y 266 micro proyectos de desarrollo alcanzando hasta a cerca de 30.000 beneficiarios.

El compromiso de la FMA en este sector tiene una característica típica: la atención a la dimensión educativa de las experiencias, en particular a la formación para el trabajo, al cooperativismo y la auto financiación y al desarrollo de una ciudadanía activa. Lanzarse a una pequeña actividad generadora de crédito ayuda a asegurar la mejora de las condiciones de vida de la familia entera y a la posibilidad de dar educación a los hijos, además de  favorecer las potencialidades de la mujer misma.

Los días 4-5 de septiembre aportará su testimonio un grupo de emigrantes jóvenes, beneficiarios de un micro crédito, acogidos en la Casa FMA de  Cammarata (Ag), actualmente comprometidos en un recorrido de agricultura social que les permite aprender los fundamentos de la agricultura social, especialmente el cultivo de la aceituna. El recorrido que están siguiendo les permite recuperar capacidades y conocimientos aprendidos en los países de origen, implementándolos y acelerando la inserción en el contexto laboral típico del territorio que les acoge.

Ayacucho: estudiantes reafirmaron su fe con el Sacramento de la Confirmación

Previous article

Italia – Nuestro compromiso con la “civilización del amor”, como quiere Don Bosco

Next article

You may also like