Celebración Eucarística: 125 años del legado del Carisma de Don Bosco en el Perú

Un clima de fiesta se vivió en la Basílica de María Auxiliadora al celebrar la Eucaristía por los 125 años de Presencia Salesiana en el Perú. La ceremonia fue presidida por el monseñor Salvador Piñeiro, Arzobispo Metropolitano de Ayacucho, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Salesiano Cooperador. Participaron el Padre Santo Dal Ben Lava, Inspector de los Salesianos en el Perú y la Inspectora de las Hijas de María Auxiliadora, Sor Gloria Patiño y miembros de la Familia Salesiana también se unieron a esta celebración.

Durante la celebración, los jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano de Breña, Chosica y Rímac, impulsados por el amor a María Auxiliadora y Don Bosco, decidieron realizar una alegoría como inicio de Fiesta, que contagió a todos los presentes. Con su alegría y energía demostraron que Don Bosco está más presente que nunca en el Perú y su legado permanecerá en cada obra salesiana.

Fue una ceremonia emotiva, cargada de amor y gratitud a todos los salesianos que edificaron la obra en el Perú. Se recordó al Padre Antonio Riccardi, primer Padre Inspector en el Perú, a las 9 hermanas Hijas de María Auxiliadora que llegaron con el optimismo de trabajar con los jóvenes más necesitados. El Monseñor Salvador Piñero con alegría y nostalgia hizo una breve remembranza de cómo nació el primer oratorio de los Salesianos, en el distrito del Rímac, un 8 de diciembre 1891. Y cómo, después de 125 años, los salesianos del Perú siguen trabajando a favor de los más necesitados, con el objetivo de apoyarlos y brindarles las herramientas necesarias para que luego puedan incorporarse a la sociedad.

La luz de los primeros Salesianos e Hijas de María Auxiliadora que llegaron al Puerto de Callao sigue viva en nuestros corazones y recuerdos. Así quedó demostrado con el homenaje que se les dio. Trece jóvenes llevaban una vela con el nombre de cada misionero que llegó al Perú un 28 de septiembre de 1981. Fue un momento de reflexión y agradecimiento.

El Padre Inspector Santo Dal Ben Lava, conmovido por el momento, agradeció a todos los presentes por su participación. Acto seguido, leyó una carta que el Rector Mayor de los Salesianos, Don Ángel Fernández Artime le dedicó a los Salesianos del Perú. El Rector Mayor, agradeció por el trabajo que se viene realizando a favor de los jóvenes y sobre todo, lo importante que son los laicos en la Congregación, ya que son ellos los que con su amor y cariño hacen que el carisma de Don Bosco siga vigente en cada rincón de nuestro país. También se hizo presente a la distancia, el futuro Padre Inspector del Perú, Manuel Cayo SDB, quien a partir de febrero del 2017 empezará a trabajar por y para los jóvenes.

Finalmente, luego de la ceremonia, se realizó un compartir donde participaron los miembros de la Familia Salesiana.

Más fotos

Dejar un comentario

(*) Datos obligatorios