Nacional

Cardenal Cipriani: “Don Bosco es un Santo que tiene una luz que sigue iluminando el mundo de hoy”

0

Ante cientos de fieles y devotos del Santo de los Jóvenes se realizó, la tarde de ayer Domingo 16 de agosto, la Misa central por el Bicentenario del Nacimiento de Don Bosco, celebrada en la Basílica Catedral de Lima. Y con ello culmina un año lleno de homenajes y agradecimientos al legado de Don Bosco.

La sentida celebración eucarística fue presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú y concelebrada por el Monseñor Tomasi, el padre Inspector Santo Dal Ben Lava, el padre Timothy Ploch, Consejero Regional para Interamérica y salesianos de Lima y Callao. Entre los participantes estaba la Hermana Sor Gloria Patiño, Inspectora de las Hijas de María Auxiliadora y un nutrido grupo de las Hijas de María Auxiliadora. Los Salesianos Cooperadores, las Hijas de la Caridad de Jesús, Voluntarias de Don Bosco, Voluntarios con Don Bosco estaban igualmente allí. También estuvo presente el señor  alcalde del distrito de Breña, el Dr. Ángel Wu. Los exalumnos y exalumnas salesianos de las diversas promociones de los Colegios de los SDB y FMA de Lima, Chosica y del Callao, no se podían perder este momento especial. Lo mismo sucedió con los cientos de devotos, miembros de la Familia Salesiana, que se acercaron para celebrar los 200 años de San Juan Bosco. Las escoltas masculinas de los Colegios Salesianos: San Francisco de Sales, Rosenthal de la Puente y San Juan Bosco del Callao también se hicieron presentes. Lo mismo ocurrió con las escoltas femeninas de los Colegios de María Auxiliadora del Callao, Barrios Altos y Chosica. Una presencia amiga se dio cita en la  Agrupación Domingo Savio de la Parroquia Catedral San Bartolomé de Huacho, presididapor su párroco el P. Elvis Medrano Lizardo.

Desde las 3:20 pm, hora que en la se abrió las puertas de la Catedral se vivía un ambiente de fiesta y entusiasmo. En su homilía el Cardenal saludó de manera especial a todos los Salesianos del Perú e Hijas de María Auxiliadora, y agradeció a los feligreses por ser parte de la celebración. “Me siento alegre por conmemorar con ustedes el Bicentenario del Nacimiento de Don Bosco”, añadió. Acto seguido, dedicó algunas palabras emotivas al fundador de los salesianos. “Todos los que estamos acá, por algún motivo, hemos recibido a través de este Santo la gracia de la conversión. Todos hemos sido, de alguna manera, iluminados por el trabajo de esta institución que él fundó. Sostuvo además que la presencia de Don Bosco está más viva que nunca. “Don Bosco está con todos nosotros”. Por otro lado, destacó que los dos pilares que fortalecieron la vida espiritual de Juanito fueron el sacramento de la Eucaristía y la devoción a María Auxiliadora.

Don Bosco es un Santo que tiene una luz que sigue iluminando el mundo de hoy, entonces cómo no mirarlo con agradecimiento. Hay que ser agradecidos de verdad, mencionó emocionado. Mientras tanto, los presentes escuchaban atentamente lo que manifestaba el Cardenal. Durante su discurso elogió la carta que el Papa Francisco escribiera a los Salesianos por el Bicentenario, donde describe y recuerda la figura de Don Bosco.

También resaltó la figura de Mamá Margarita, quien estuvo en todo momento con su hijo, quien combatió con él las adversidades. “La figura de Mamá Margarita tiene un rol impresionante y fundamental en la Familia Salesiana. Que hubiera sido de Don Bosco sin la madre”. No eran tiempos fáciles los de Don Bosco y tampoco son tiempos fáciles los de ahora. Por eso el Cardenal solicitó formar a la juventud, a las familias. Educar en un corazón que aprenda a amar, no que sepa amar. “Estamos corrompiendo el amor, no sabemos amar”. Finalmente dijo “no nos quedemos solamente en un fiesta, la Familia Salesiana tiene una tarea importante”.

Al finalizar la eucaristía el padre Inspector Santo Dal Ben agradeció de todo corazón las palabras del Cardenal, y aprovechó la ocasión para manifestar que los Salesianos y toda la Familia Salesiana reafirman su vocación eclesial y su fidelidad al Papa y a todos los Pastores en comunión con él, en particular al ministerio pastoral que su Eminencia desempeña en la Arquidiócesis de Lima. El padre Juanito Vera sdb, párroco de la Basílica Santuario de María Auxiliadora, a invitación del Señor Cardenal, entonó una conocida dedicada a la Virgen María, concluyendo con sonoros vivas a Cristo, a María Auxiliadora y a Don Bosco, coreados por todos los presentes.

¡Qué viva Don Bosco!

Previous article

Italia – SYM DON BOSCO 2015: “No nos podemos detener”

Next article

You may also like

More in Nacional