Mundo Salesiano

Filipinas – Centro para jóvenes migrantes pobres y necesitados

0

(ANS – Makati City) – Se trata básicamente de un hogar para jóvenes con antecedentes penales, migrantes pobres y necesitados de edades comprendidas entre 17 y 24 años: se encuentra dentro del complejo de la parroquia “San Juan Bosco” en la ciudad de Makati y se llama “Pugad”, que en lengua local significa “el nido”, pero que es también el acrónimo de “Parish Urchins Gathered At Don Bosco” (díscolos parroquianos reunidos por Don Bosco).

Por David Buenaventura

Son jóvenes de todo el país, víctimas de los recientes tifones que golpearon Filipinas y señalados por organizaciones religiosas y civiles que se ocupan de los jóvenes en riesgo, pobres y necesitados. Son los jóvenes de menos atractivos para los patrocinadores y benefactores, pero ellos son los que más necesitan el apoyo y la atención, porque son víctimas fáciles de la delincuencia organizada, el tráfico de drogas o el tráfico de personas, la explotación sexual, el trabajo infantil o núcleos armados que los quieren como jóvenes combatientes.

Don Bosco Pugad tomó sus defensas sociales y tiene como objetivo elevar sus vidas a través de una formación integral, que consiste en:

  • Formación espiritual católica; formación a los valores (honestidad, lealtad, justicia y trabajo duro); catecismo; celebraciones litúrgicas; estudio de la Biblia;
  • Programas de estudio para jóvenes adultos; becas para estudiantes; seminarios profesionales; talleres; cursos acreditados para técnicos electricistas, soldadores, mecánicos y reparadores, técnicos de aire acondicionado y refrigeradores, informáticos; cursos en las disciplinas hoteleras, ganadería y horticultura.
  • Programas de formación profesional: el Pugad abrirá dentro de cuatro años su propia escuela Agrícola, para Panaderos y Chefs, que se espera  tengan administradores y maestros egresados ​​en años anteriores.
  • Actividades deportivas, excursiones, viajes educativos, actividades sociales.

A través de este programa integral los jóvenes están habilitados para salir de la pobreza y convertirse en agentes de cambio en sus familias y comunidades locales. Hasta la fecha, son muchos los estudiantes que han egresado del Pugad, y que también han formado una asociación de exalumnos.

Fiesta de la Virgen del Carmen en el Perú

Previous article

Como Don Bosco, ‘con’ y ‘para’ los jóvenes, alienta el Papa

Next article

You may also like