Mundo Salesiano

Liberia – Los Salesianos trabajan por la prevención del virus Ébola

0

(ANS – Monrovia) – La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la epidemia en curso del virus Ébola “emergencia internacional”, por lo tanto merecedor de medidas de atención y prevención extraordinarias. En Liberia, país que con Sierra Leona y Guinea ha tenido la mayor propagación del virus, los salesianos están activos entre la población con el fin de promover las medidas de prevención adecuadas, apoyando a los necesitados también con la oración.

“Durante las dos Misas celebradas el domingo 3 de agosto en la parroquia de los Santos Inocentes en Matadi, Monrovia, se dio lugar a la intervención de un médico para informar a los feligreses sobre la manera de prevenir la infección por el virus y cómo comportarse en caso de contagio”, informa el P. Nicola Ciarapica, misionero italiano en África desde hace muchos años, primero en Nigeria, ahora en Liberia. “Los ciudadanos se están movilizando. A la entrada de las tiendas, iglesias o incluso las estaciones de servicio se encuentran recipientes con agua mezclada con jabón y cloro. Antes de entrar de hecho, es obligatorio lavarse las manos”.

Por desgracia la infección, que en Liberia comenzó en marzo pasado, con algunos casos restringidos a un área definida, se escapó del control humano y llegó a la ciudad de Monrovia. En poco tiempo la situación se volvió muy peligrosa no solo por encontrar a los ciudadanos sin preparación, que han tomado a la ligera las comunicaciones transmitidas por radio, sino también a los centros de salud. Justo los hospitales fueron los principales sitios de propagación de la epidemia.

Ante la noticia de los primeros médicos que habían contraído el Ébola siguieron períodos en los que era difícil encontrar un médico en el lugar de trabajo y varios hospitales donde se habían dado casos de contaminación fueron cerrados, incluyendo el Hospital Católico.

“Gracias a 6 días de interrupción de las lluvias, fue posible organizar reuniones con personas provenientes de diferentes barrios e informarles sobre cómo prevenir la infección por el virus del Ébola”, añade el P. Ciarapica.

Entre las medidas adoptadas para evitar el contagio, han sido cerrados los ministerios y se emitió la orden de vacaciones. Incluso el oratorio y el centro juvenil salesiano están cerrados, las actividades previstas por el Movimiento Juvenil Salesiano se han cancelado, mientras que la parroquia salesiana está preparando la ordenación sacerdotal del segundo Salesiano de Liberia, prevista para el próximo 23 de agosto. Por lo demás, todo se reduce a un mínimo: Misa, administración de los sacramentos y momentos de oración.

“A las 18:30 se recita el Rosario junto con algunos jóvenes y niños. En particular, dirigimos al Señor y la Virgen María la invocación por todos los enfermos con Ébola, y para aquellos que están disponibles a cuidarlos. Hacemos nuestro el llamado de los discípulos sobrela barca entre las olas del Lago Tiberiades: ‘Señor, ¿no te importa que nos estamos hundiendo?’. Nos unimos en tornoa Cristo Jesús y con Él presentamos la solicitud de que nuestra fe crezca y sea al menos, como un grano de mostaza para poder mover montañas”, concluye el P. Ciarapica.

Piura: se realiza exposición fotográfica de la vida de Don Bosco por el bicentenario de su nacimiento

Previous article

RMG – El Rector Mayor relanza la llamada del Papa por los cristianos del norte de Irak

Next article

You may also like