Mundo Salesiano

RMG – Carta de Jorge Mario Bergoglio sobre Artemide Zatti

0

(ANS – Roma) – El 18 de mayo de 1986, es dirigida a don Cayetano Bruno una carta con Jorge Mario Bergoglio como remitente, en la cual hace referencia a la experiencia que el actual Papa Francisco tuvo con el Salesiano Coadjutor beato Artemide Zatti, y cómo gracias a su intercesión, la Provincia Argentina de la Compañía de Jesús tuvo un resurgimiento en las vocaciones de Hermanos Coadjutores.

“Pongo como referencia el año 1976, que fue el que conocí la vida de Don Zatti. En ese año, el Hermano Coadjutor menor tenía 35 años, era enfermero, y moriría cuatro años después víctima de un tumor cerebral. El que le seguía en edad tenía  46 años, y el que seguía a éste tenía 50 años. De aquí en más todos ancianos (muchos de ellos siguen trabajando actualmente como brazos de mar con sus 80 años encima). Este “cuadro demográfico” de los Hermanos Coadjutores  en la Provincia Argentina hacía pensar a muchos en la posibilidad de que se trataba de una situación irreversible, y que no habría más vocaciones. Algunos, incluso, se cuestionaban sobre la “actualidad” de la vocación del Hermano Coadjutor en la Compañía, debido a que -por los hechos- parecía que se extinguirían”,escribe Jorge Mario Bergoglio en el inicio de su carta.

Al igual que los Salesianos, la Compañía de Jesús ve en la figura del hermano coadjutor, la especificidad de una única vocación, a lo cual el actual Papa comentó: “el Superior General padre Pedro Arrupe, S.J., insistía con fuerza en la necesidad de la vocación del Hermano Coadjutor para el cuerpo entero de la Compañía. Incluso decía que la Compañía no era la Compañía, sin Hermanos Coadjutores”.

La carta relata cómo en una visita suya a unos misioneros jesuitas del norte de Argentina, en el arzobispado de Salta, Mons. Pérez le contó sobre la vida del señor Zatti y de paso le invitó a leer sobre su persona, lo cual lo motivó a pedirle a Dios por intercesión suya para que surgieran vocaciones de hermanos coadjutores.

Finaliza la carta reafirmando el convencimiento de la intercesión del señor Zatti por las vocaciones de hermanos coadjutores.

La carta se encuentra completa en sección Service de ANS.

13 de noviembre: ¡Feliz Fiesta del Beato Artemide Zatti! La alegría como medicina

Previous article

«¡Estas son las verdaderas batallas por las que hay que luchar, por la vida!

Next article

You may also like