Mundo Salesiano

RMG – La fidelidad filial del salesiano al sucesor de Pedro

0

(ANS – Roma) – Don Bosco tuvo una filial fidelidad al Papa. Esta profunda actitud sigue viva todavía hoy en los que son religiosos, consagrados y laicos, prolongando su carisma y compromiso apostólico en la Iglesia y en la Sociedad. Una actitud que se renueva con la elección del nuevo Pontífice, Papa Francisco.

En el primer artículo del capítulo. VI de la edición italiana de las Constituciones de 1875, Don Bosco escribió: “Los socios reconocerán como su árbitro y superior absoluto el Sumo Pontífice, al que estarán en todas las cosas, en todo lugar y en todo momento humilde y respetuosamente sometidos”. Una obediencia filial y llena de amor y de la cual Don Bosco mismo dio ejemplo.

En las Constituciones Salesianas, renovadas en 1984, hay dos artículos que hacen referencia explícita al sucesor de Pedro: los artículos 13 y 125. “La Carta de Identidad Carismática de la Familia Salesiana de Don Bosco”, además contiene la misma indicación y está impregnada por la filial fidelidad al Papa que caracterizó a Don Bosco.

Sentido de la Iglesia
Artículo 13 – en la primera parte que describe el perfil del salesiano religioso – describe como una actitud fundamental, la identidad eclesial del espíritu y de la caridad pastoral del salesiano, que se expresa en un renovado “sentido de Iglesia”, de fidelidad al Papa, de comunión con los obispos y de compromiso para edificar la Iglesia local. El artículo dice que el salesiano ama a la Iglesia, trabaja por su crecimiento, y educa a los jóvenes para amarla. La razón de este amor se basa en el hecho de que la Iglesia ha sido querida y amada por Cristo.

La filial fidelidad al Sucesor de Pedro es una característica salesiana. La vida de Don Bosco y la tradición dan testimonio de esto. “Cuando el Papa nos expresa un deseo, para nosotros es un mandato”, “Estoy muy enfadado – dijo en una ocasión – de la poca importancia en la que algunos escritores dan al Papa… nosotros debemos situarnos en torno a él…”, el “propósito fundamental de la Congregación, desde el principio, fue constantemente sostener y defender la autoridad del jefe supremo de la Iglesia en la clase menos acomodada de la sociedad y particularmente de la juventud en peligro”, son algunas frases que señalan la profunda dedicación de Don Bosco a la Iglesia y al Papa.

Don Bosco fue, para los Papas que conoció, un servidor extremamente atento. El salesiano ama al Papa y no oculta su amor por él. Sabe ofrecer a los jóvenes ese  amor y hacerlos atentos a su magisterio, para asegurarles así un punto seguro de referencia en la búsqueda de la verdad.

El Sumo Pontífice supremo superior de la Sociedad Salesiana
Artículo 125 – contenido en la parte IV, dedicada al servicio de la autoridad – reconociendo el Papa como el primer superior de la Congregación describe las actitudes de la fidelidad filial Salesiana al Pontífice.

• la disponibilidad para el bien de la Iglesia universal, cuya unidad con el Sucesor de Pedro es el signo visible;
• la docilidad al magisterio pontificio que dirige y anima toda la actividad de los educadores y evangelizadores salesianos;
• el compromiso para ayudar a los fieles, especialmente a los jóvenes, para aceptar las enseñanzas del Papa.

Como el buen vino que mejora con los años, ancianos demos a jóvenes sabiduría de la vida

Previous article

VIDEO y TEXTO COMPLETO: Discurso de Papa a los periodistas el 16 de marzo

Next article

You may also like